impresoras 3d en las escuelas (1)

¿Por qué introducir las impresoras 3D en las escuelas?

La tecnología avanza y la sociedad tiene que adaptarse para no quedarse atrasada. Las apariciones de los ordenadores personalizados y de Internet supusieron una revolución en muchos campos, y uno de ellos fue el educativo. Ahora, el último grito en tecnología son las impresoras 3D, que además de usarse para la construcción o para la cocina, también pueden tener un uso didáctico tanto en escuelas como en universidades por las siguientes razones:

  1. Las impresoras 3D estimulan la imaginación de los estudiantes. Uno de los retos que profesores de tecnología es inspirar a los estudiantes a diseñar modelos y estudiar ingeniería, pero es difícil si los alumnos no pueden ver, ni tocar ni sostener sus diseños. Con una impresora 3D se pueden imprimir fácilmente esos diseños para que los estudiantes sientan que lo que hacen es real y palpable.
  1. Usando las impresoras 3D se mejora el dominio en el software de diseño. Usar este tipo de máquinas implica diseñar objetos mediante programas informáticos, por lo que el alumno obtendrá la experiencia necesaria con ese software.
  1. Las impresoras 3D dan resultados tangibles que los alumnos pueden enseñar para demostrar su perícia diseñando. Los estudiantes pueden crear diversos objetos que pueden enseñar a posibles empleadores para demostrar su valía. Por ejemplo, los estudiantes de arquitectura pueden hacer rápidamente ejemplos físicos de sus diseños, los estudiantes de ciencias puede hacer varios modelos moleculares tridimensionales, y los de bellas artes pueden imprimir esculturas.
  1. La impresión 3D puede ayudar en el desarrollo de la inteligencia espacial.
  1. Un modelo 3D físico supone la diferencia entre ver un objeto en un plano en dos dimensiones y verla en tres. Algo tan simple como el acto de girar y observar un prototipo de diez centímetros puede tener un profundo efecto en un estudiante, y además le permite ver errores que son difíciles de apreciar en una pantalla de ordenador o en un papel.
  1. Los precios son cada vez más asequibles. Al principio, este tipo de máquina tenía un costo prohibitivo; ahora puedes adquirir una impresora 3D por poco más de mil euros en tiendas especializadas, como la barcelonesa MakerShopBCN. Además, el material utilizado no tiene tampoco un gran coste.
  1. Se introduce al alumno en procesos modernos de fabricación. La impresión 3D es la última tecnología, y es vital que las escuelas eduquen a los estudiantes en las técnicas modernas de producción.

Y tú…. ¿Añadirías algo más? ¡La sección de comentarios es toda tuya!

Start the conversation


5 + 9 =