Por qué estudiar un Grado en arquitectura

Como la gran mayoría de las carreras universitarias, la vocación es un aspecto fundamental a la hora de querer dedicarte a una cosa u otra. Pero es claro que hay profesiones que al menos parece que están más ligadas a un tema vocacional que otras. Yo creo que eso es lo que ocurre cuando te propones estudiar un grado en arquitectura.

Probablemente esta sea una de las carreras que más clara tenga la gente que quiere estudiar desde que decide qué quiere hacer con su vida. Al ser tan artística y en ocasiones tan extraña por los trabajos que te piden hacer, está claro que o tienes muy claro que deseas dedicarte a ello o estás perdido.

No obstante, el grado en arquitectura ha cambiado desde que es grado y no licenciatura. A priori puede parecer que tan sólo ha cambiado el nombre, ya que la duración es la misma – es de las pocas carreras que han mantenido los mismos años de duración en 5 – pero la realidad es que algo más ha cambiado para que el dato que os voy a dar a continuación tenga explicación.

Cuando esta carrera universitaria era licenciatura, la tasa de abandono de la misma se situaba en torno al 5%. Obviamente dependiendo de la universidad en la que se imparte, pero esa era la media en España. Sin embargo ahora, desde que se implantó el grado en arquitectura con el Plan Bolonia, está tasa se ha duplicado. Un dato demoledor a la par que preocupante teniendo en cuenta que este plan se puso en vigencia hace poco más de un lustro.

Echarle la culpa al Plan de este cambio no sería justo. Ya que hay en otras titulaciones que la tasa de abandono ha disminuido. Por lo que todo apunta a que es responsabilidad de cómo se ha planteado la titulación a raíz del cambio.

Start the conversation


6 + = 12